OPINIÓN

María Claudia Lacouture: el trabajo de las regiones para atraer turistas y enlazar la promoción

María Claudia Lacouture consultó a la inteligencia artificial cuáles serían las estrategias y acciones para la promoción de los diferentes destinos del país.

Un tema que es de mi permanente interés es el del trabajo que hay que hacer en las regiones para desarrollar el turismo y cómo debe ser la coordinación para la promoción del país considerando los intereses de los distintos destinos, y aunque es importante insistir e insistir, siento que me repito y me repito.

Por curiosidad le pregunté a la inteligencia artificial (AI) cómo podría ser ese trabajo en las regiones y su promoción. No me parece, de momento, una buena práctica “jugar” con estas herramientas para el análisis de los asuntos importantes, pero ya es imposible desconocer que cada día se va vertiendo en los hábitos de los internautas.

Su respuesta fue poco sustancial, pero correcta. Comenzó por recomendar la puesta en marcha de la política pública de turismo 2022-2026, llamada “Turismo en armonía con la vida”, que busca fortalecer las capacidades de las comunidades, el desarrollo de los territorios, el medio ambiente, la economía sostenible y la inclusión de territorios históricamente excluidos.

Luego enumera y explica los cuatro ejes estratégicos de ese plan, recomienda retomar la estrategia “Pueblos que enamoran”, mediante el cual se busca promover el turismo en las regiones poco conocidas en Colombia, rescatando su patrimonio cultural, natural y gastronómico. Esta estrategia se enfoca en siete productos turísticos esenciales: turismo de naturaleza, cultural, aventura, sol y playa, náutico, de reuniones y convenciones, y de salud y bienestar.

Después le pregunté cómo pueden interactuar las regiones y respondió un poco más de lo obvio: y es que sea de forma coordinada y cooperativa, siguiendo los lineamientos de la política pública de turismo y las estrategias de promoción de los destinos, y citó acciones como establecer alianzas público-privadas entre los entes territoriales, los gremios, las empresas y las comunidades para mejorar la gestión, la calidad, la innovación y la competitividad del sector.

También participar en los programas de capacitación, asistencia técnica y certificación que ofrece el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y ProColombia para fortalecer las capacidades humanas y empresariales, y aprovechar las herramientas de comunicación y marketing que brinda la estrategia de ‘Narrativas Regionales’ para difundir las experiencias auténticas, la identidad cultural y la riqueza natural de cada región.

Al igual que articular las ofertas turísticas de cada región con los siete productos turísticos esenciales definidos por el Gobierno: turismo de naturaleza, cultural, aventura, sol y playa, náutico, de reuniones y convenciones, y de salud y bienestar; y fomentar el turismo interno y receptivo facilitando la movilidad, la conectividad, la seguridad y la accesibilidad de los viajeros entre las regiones.

Y a todo esto debemos sumarle el desarrollo de las marcas locales y la consolidación de la marca país, mejorar las infraestructuras tanto de acceso como de entretenimiento, y una política de promoción de eventos culturales, festivales musicales gastronómicos, musicales y eventos deportivos.

Para ser una respuesta de la AI es aceptable, falta mucho para que estas herramientas que recorren millones de páginas en milésimas de segundos comprendan la vida real, aunque hay que admitir que sus respuestas son los puntos referenciales que, en general, escuchamos y seguimos leyendo en los artículos relacionados con este tema.

Y con mis reflexiones siempre termino en la misma conclusión: ya sabemos qué hacer y cómo hacerlo, tenemos el ámbito jurídico y el marco referencial, pero carecemos de iniciativas, de liderazgo institucional, de mecanismos integradores e interacción efectiva.

Más columnas de María Claudia Lacouture

Abróchense los cinturones

Para hablar del futuro primero definamos bien el presente

La importancia de un plan de seguridad para el turismo

Turismo social, pero viable

Un turista mira, un viajero vive

Deja tu comentario

<