BALANCE PRIMER AÑO

Gustavo Petro y el turismo: muchas menciones y pocas acciones

Ladevi Colombia consultó con los gremios para destacar aspectos del primer año del Gobierno de Gustavo Petro y lo que falta por trabajar.

A pesar de ser su primer año de gobierno, el presidente de izquierda, Gustavo Petro, ha estado rodeado de polémicas que están afectando su mandato y su imagen, e incluso también la del país.

Entre los hechos más significativos está el reciente caso de corrupción por el que es acusado su hijo Nicolás Petro Burgos, donde se prevé que, según su testimonio, entraron dineros ilícitos a la campaña del presidente Petro.

Por mencionar otros aspectos, estuvo el revolcón ministerial, donde 11 ministros salieron de su gabinete y la ruptura de la coalición del Gobierno, provocado por no aceptar sus reformas.

“El Gobierno ha tenido voluntad de cambio, ha presentado reformas para la salud, pensión y trabajo, pero se ha encontrado con un Congreso donde no ha podido avanzar en dichas reformas; entonces tenemos un contraste entre la voluntad que tiene el Gobierno, que muchas veces parece empecinado en adelantar esas reformas y la dificultad para concretarlas, y lo segundo son las inconsistencias con el Congreso, los cambios ministeriales y una falta de comunicación muy marcada”, explicó Mauricio Jaramillo, analista político.

Embed

¿Y el turismo?

En términos de turismo, ha sido devastador, ya que una vez elegido, Petro determinó que esta industria sería uno de los motores de desarrollo del país, además de ser clave para pasar de una economía extractiva a una economía que implique desarrollo y sostenibilidad, sin embargo, el regreso del IVA en los servicios turísticos, la volatilidad del dólar, la inflación, la inseguridad, la caída de dos aerolíneas en menos de un mes, la informalidad, la reforma tributaria, el incremento del combustible, la crisis económica y turística de San Andrés. la Guajira y otras regiones, han sido algunos de los temas que no han permitido mantener a flote al sector.

Ante todas estas situaciones, los gremios han pedido ayuda al Gobierno Nacional para frenar o mitigar los efectos negativos que estos hechos producen en el turismo.

“El turismo necesita una reflexión más profunda, darle prioridad en la agenda pública, mantener lo que se ha avanzado en los últimos años en digitalización, en emprendimiento, con respaldo a las micro y pequeñas empresas, buena promoción y estar a tono con las tendencias mundiales. Y, sobre todo, dejar de decir en público que el turismo es la salvación cuando en realidad se hace lo contrario. ¿Cómo quieren que sea el turismo el motor de la economía? Arremeter con impuestos es como quitarle el oxígeno a un enfermo en la sala de recuperación”, expresó María Claudia Lacouture, presidente de la Cámara de Comercio Colombo Americana.

De hecho, en conversación con diferentes miembros del sector aseguran no estar satisfechos con la gestión del presidente electo. Estas son algunas de las opiniones:

"Si bien se ha tenido mejores resultados a los esperados en el ámbito económico, nos mantenemos expectantes porque todavía no se despejan los nubarrones que amenazan la buena marcha de los indicadores económicos. Preocupa el aumento del gasto público con transferencias más enfocadas en los subsidios y el asistencialismo que en promover el desarrollo, la productividad, la infraestructura, los servicios básicos de forma integral y general, educación".

"Es muy prematuro determinar si estamos o no satisfechos con su gestión, pero lo que sí es indispensable es que efectivamente de aquí en adelante tenemos que empezar a ver resultados porque un gobierno de cuatro años, las bases se tienen que poner en el primer año y a partir del primer año se tienen que empezar a ver los resultados y sino no vamos a llegar ni a la meta de los turistas que se propone ni que el sector turismo sea el primer renglón de la economía del país".

"Nosotros creemos que la apuesta de tantas reformas a la vez le ha generado un desgaste tanto al gobierno como a los propios gremios, hace mucho tiempo no estábamos sometidos a un desgaste tan fuerte, tenemos que afirmar que desafortunadamente aunque nos han hecho partícipes de mesas de conversaciones, es como si no existieran porque las propuestas nuestras no son recogidas en los textos de las reformas, entonces eso deja ver que hay una actitud excluyente hacia el sector productivo que hace que no lo podamos calificar de manera benévola porque se entendería que la actitud democrática correcta es que todas las voces se tengan en cuenta, no solo convidadas pero las propuestas no se incorporan".

Además de los desafíos que ya mencionan los gremios, la conclusión es que, en términos generales, el Gobierno de Gustavo Petro tiene los retos de recuperar la confianza de los ciudadanos, aterrizar su Plan de Gobierno, lograr la paz total (como lo prometió en su campaña), y mantener una economía estable y favorecedora. Hay mucho por trabajar y concretar. Tanto los gremios, como los colombianos, esperan resultados tras ser el primer gobierno de izquierda, cuyas promesas hasta ahora no se han visto materializadas.

El primer año de Gustavo Petro, según los gremios

Anato: “Llegó el momento de pensar nuevamente en un Ministerio de Turismo”

Cotelco: "Debemos impulsar la formalización, sostenibilidad y seguridad"

IATA: "Reducir el IVA de los tiquetes y el combustible impulsará al turismo"

Acodrés: "Nuestro modelo de negocio merece protección"

Asobares: "Ajuste del impoconsumo al 4% no fue tenido en cuenta"

Aliadas: "Reducir las brechas sociales sin afectar el tejido empresarial"

Acotur: "Afrontar la inseguridad, para darle coherencia al programa Destinos de Paz"

Temas relacionados

Deja tu comentario

<