OPINIÓN

María Claudia Lacouture: parques nacionales para las tendencias de la pospandemia 

María Claudia Lacouture considera que debería haber un aprovechamiento turístico y sustentables de los parques nacionales y las áreas naturales protegidas.

En su nueva edición, María Claudia Lacouture explica que en los países desarrollados los parques nacionales son atractivos turísticos que generan muy buenos recursos para su mantenimiento y conservación, santuarios a salvo de colonos depredadores, paraísos que se admiran y se disfrutan.

Colombia, que es uno de los países más megadiversos del mundo, tiene 59 áreas naturales pertenecientes al Sistema de Parques Nacionales Naturales, que representan 14.268.224 hectáreas.Un tesoro que no sirve esconder ni dejárselo a la ilegalidad, y sí pensarlo como uno de nuestros mayores activos para el turismo en los tiempos de la pospandemia.

En la última década Colombia ha logrado posicionarse como un destino de turismo naturaleza, de bienestar, cultura y experiencias diferentes. Somos mucho más que sol y playa y eso es algo que comienza a descubrir el turismo internacional y para lo cual debemos prepararnos adecuadamente y tener un diálogo abierto y constructivo donde puedan opinar desarrollistas y conservacionistas extremos y podamos llegar a un punto conveniente para el país.

Cada vez que aparece la noticia de un emprendimiento en zonas de influencia en los parques se levanta una polvareda que impide analizar los pros y los contras de manera correcta.La última corrió por cuenta del anuncio de la supuesta construcción de un ecohotel en el parque Chingaza.Para quienes son contrarios a cualquier tipo de intervención en los parques, la Ley de Turismo establece claramente que este tipo de infraestructura debe construirse en las vecindades y no dentro de la reserva que está a poco más de una hora de Bogotá.

El Gobierno explicó que desde hace 30 años Chingaza tiene una infraestructura ecoturística básica y que lo que se está haciendo es mejorarla.Es curioso que a veces en las discusiones sobre los parques naturales pareciera que se enfrentaran dos bandos irreconciliables, cuando en realidad son apenas matices de puntos de vista. Todos queremos que nuestros parques se conserven intactos para siempre, pero muchos pensamos que es indispensable para su conservación y prevención de acciones ilegales, el aprovechamiento de manera adecuada y sostenible.

El turismo de naturaleza crecerá en Colombia como en ningún otro país y desde antes de la pandemia ya estaban llegando a esos destinos, pero sin ninguna norma, sin ninguna regulación y sin la posibilidad de tener un turismo seguro y ordenado que le dé al turista la posibilidad de tener una experiencia placentera.

Cuando hablamos de infraestructura, hablamos de hoteles, puentes, pasamanos, muelles, señalización, todo acorde con el medio ambiente. Cuando hablamos de la posibilidad de desarrollar un hotel, se habla de que sea sostenible y que permita que todos los desperdicios sean manejados de forma sostenible. Hoy una persona que va a un parque natural a acampar no tiene ninguna posibilidad de hacer un uso adecuado de esos desperdicios. El hotel sí porque tiene una regulación, una norma y acciones claramente establecidas que tiene que cumplir, y va a buscar porque es su objetivo que el proceso turístico sea formalmente sostenible y acorde con el ecosistema y el medio ambiente.

Acondicionar los parques al turismo evita un mal uso de las tierras y le provee una sostenibilidad económica, social y ambiental. La ganadería, la minería ilegal, la deforestación y los cultivos ilícitos son los verdaderos enemigos de los parques.

Notas de Tapa