window.googletag = window.googletag || {cmd: []};
Inicio
General
recursos humanos

Recursos humanos: la importancia de las neurociencias en la formación profesional

Marcelo Cristale aborda la importancia de las neurociencias y los principios de aprendizaje en la formación profesional de los recursos humanos.

En esta ocasión abordaremos la importancia de las neurociencias en la formación profesional de los recursos humanos que dirigen y trabajan en las empresas, un elemento clave que conduce hacia el logro de las metas, a la vez que permite alcanzar la calidad y la excelencia definidas por las organizaciones.

Es primordial para el profesional que dirige una organización saber qué conocimientos, actitudes o habilidades están faltando en el grupo humano para alcanzar nuevos y más exigentes objetivos.

La formación profesional puede llevarse a cabo a través de programas de capacitación cuyo propósito es mantener o mejorar el desempeño en el trabajo presente, y que se basan ante la aparición de una señal que detecta cuando una función o tarea requerida por la organización no se desempeña o no se podría desempeñar con la calidad necesaria por carecer quienes deben hacerlo de los conocimientos, habilidades o actitudes requeridas para su ejecución en dicho nivel.

Los recursos humanos y la formación profesional

Ante el hecho de que alguien no pueda desempeñar una tarea o función a causa exclusivamente de una carencia de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias será necesaria una acción específica de capacitación para que quienes la presenten puedan adquirir lo que les hace falta para desempeñarse adecuadamente.

Además, la formación profesional puede llevarse a cabo a través de programas de desarrollo, en los que se apunta a desarrollar capacidades para empleos futuros, teniendo en cuenta los avances tecnológicos, nuevas formas de comercialización, cambios en los comportamientos del consumidor, etc.

Los avances de las neurociencias aportan los nuevos descubrimientos acerca del funcionamiento de cerebro en situaciones de aprendizaje.

¿Qué son las “neuros”?

La Neurociencia Cognitiva aplicada a los recursos humanos

La Neurociencia Cognitiva se aplica en toda área en que una persona, interactuando con su ecosistema, necesite optimizar sus funciones, entre ellas el área educativa y su proceso de enseñanza-aprendizaje.

El resultado de esa aplicación será la posibilidad de optimizar las capacidades potenciales neurocognitivas de las personas, mejorando el aprendizaje significativo, el pensamiento superior, el pensamiento crítico, la autoestima y la construcción de valores.

La Neurociencia Cognitiva permite a las personas optimizar el procesamiento de la información, desarrollar las inteligencias múltiples, el conocimiento y desarrollo de los sistemas representacionales, el desarrollo de los sistemas de memoria, la generación de significados funcionales y el desarrollo de inteligencia emocional.

Principios de aprendizaje según Idalberto Chiavenato

Los siete principios del aprendizaje que elabora Idalberto Chiavenato se pueden aplicar en varias situaciones:

  • El aprendizaje es fundamentalmente social. El aprendizaje es el proceso de adquirir conocimientos, se construye socialmente y requiere cambios en la identidad de las personas, lo cual lo hace desafiante y poderoso.
  • El conocimiento se integra a la vida de las comunidades. Cuando desarrollamos y compartimos valores, perspectivas y maneras de hacer las cosas, creamos una comunidad de prácticas.
  • El aprendizaje es un acto de participación. La motivación para aprender refleja el deseo de participar en una comunidad que pone en práctica los conocimientos adquiridos.
  • El conocimiento depende del compromiso en la práctica. Muchas veces obtenemos conocimientos a partir de observaciones y de la participación en muchas situaciones y actividades diferentes. La profundidad del conocimiento depende de lo involucrados que estemos.
  • El compromiso es inseparable del facultamiento (empowerment). Percibimos nuestra identidad en función de nuestra capacidad de contribuir con las comunidades de las que formamos o pretendemos formar parte. La participación es fundamental para el facultamiento.
  • La dificultad para aprender es resultado de la exclusión de la participación. El aprendizaje requiere acceso a la posibilidad de contribuir.
  • Por naturaleza, somos aprendices toda la vida. Todos nosotros, sin excepción. El aprendizaje es una parte natural del ser humano. Aprendemos lo que nos permite participar en comunidades de práctica de las cuales queremos formar parte.

Se debe tener en cuenta que cuanto más capacitado y entrenado este el personal, mayores serán las posibilidades de alcanzar las metas propuestas. Siempre se debe tener presente que la satisfacción del cliente es el eje del negocio del turismo.

Para tener clientes-externos- satisfechos, se debe comenzar por prestar la mayor atención posible a los clientes -internos- y conocer sus necesidades. Un empleado satisfecho y bien entrenado es garantía de buen servicio.

“La conducta realizada es una parte insignificante de la conducta posible. El hombre, a cada momento, está lleno de posibilidades irrealizadas.”
LEV VYGOTSKY

* Marcelo Cristale es rector del Instituto de Formación Superior en Turismo.

Otras notas sobre recursos humanos...

Los recursos humanos y el clima organizacional

Recursos humanos: importancia de la motivación y capacitación

Recursos humanos: liderazgo con aportes de las neurociencias

Los recursos humanos y las destrezas interpersonales

Recursos humanos: capacitación y neurociencias

Deja tu comentario

<