EXPECTATIVA EN EL SECTOR

Nueva Ley de Turismo para el comienzo de un nuevo año

El Congreso entendió la urgencia del sector con la aprobación de una nueva Ley de Turismo. Lo más destacado y lo que quedó pendiente en la nueva norma.

El 3 de diciembre de 2020 fue un día histórico para el turismo, destacando el consenso entre las distintas corrientes políticas de la Cámara de Representantes y del Senado de la República, para dar su aval a una Ley de Turismo que venía pidiendo desde marzo de 2019 una atención especial, pero que solo la crisis sanitaria dio la celeridad al trámite.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) fue el abanderado de esta carrera legislativa, integrando en distintas discusiones a los gremios turísticos, más el apoyo de coordinadores ponentes de las Comisiones Sextas de ambas cámaras parlamentarias.

“Esta es una ley que tiene una característica muy importante: combina medidas de corto, mediano y largo plazo. Por una parte, tienen que ver con la reactivación económica del sector, tales como la suspensión de la sobretasa de la energía, la disminución del IVA al 5% para los tiquetes aéreos (única medida transitoria que va hasta el 31 de diciembre de 2022), la reducción al impoconsumo al 0%, entre otras. Pero también están las que tienen que ver con el fortalecimiento de la calidad, la formalización y principalmente, la sostenibilidad turística que es el corazón del sector y eso nos va a garantizar un turismo para los próximos 50 y ojalá 100 años”, declaró a este medio el viceministro de Turismo, Julián Guerrero.

Sin duda, este camino fue intenso y con varios retos como el de “justificar y dar los argumentos técnicos de las proposiciones y su importancia, o también el de hacer una ley amplia y participativa”, dijo el viceministro, quien además reconoció el trabajo articulado con todos los sectores afines y el haber pasado un proyecto que inició con 29 artículos y resultó en 54.

En esta misma línea, el senador Horacio José Serpa, uno de los coordinadores ponentes por el partido Liberal, resumió en tres capítulos lo que significó esta apuesta de país: “El primero fue cómo generar una armonía entre el turismo y la sostenibilidad del medio ambiente. El segundo fue la formalización del sector para no seguir premiando al ilegal y generar una protección al consumidor turístico. Y el tercero fue el cómo ayudar a la reactivación través de los paquetes económicos, y que terminó siendo el más importante por la crisis que estamos pasando”.

Otras voces que resaltaron estos tres verticales de la ley fueron las de los presidentes de Anato y Cotelco, Paula Cortés y Gustavo Toro, respectivamente.

La líder gremial de las agencias de viajes enfatizó en la importancia de la formalización de las plataformas electrónicas que, bajo la nueva Ley de Turismo, las incluye en la denominación de prestadoras de servicios turísticos: “Esto nos va a dar un equilibrio en la cancha, no para ir en contra de las plataformas, porque las agencias también las utilizan (como las de alojamiento u otro tipo de servicios), para que contribuyan con los mismos impuestos que pagan los colombianos”.

A su turno, Toro manifestó que “estamos seguros de que los beneficios consignados en el documento final, representarán un importante apoyo a la reactivación del sector”. El directivo celebró el capítulo especial dedicado a la recuperación del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que fue gravemente afectado por el huracán Iota.

Embed

Paquete tributario, ¿pudo ser permanente?

Uno de los temas de mayor discusión fue el de los alivios económicos que resultaron siendo transitorios para regir entre 2021 y 2022. Pero ¿por qué no se lograron sostener en el largo plazo? El senador Serpa señaló que ese era el ideal, pero que cada medida va precedida por un estudio de impacto fiscal que debe ser analizado a través del Ministerio de Hacienda.

“Según la ley 5 de 1992, el Congreso no puede apoyar medidas tributarias sin el aval del Gobierno Nacional. Luego la permanencia de las exenciones, exclusiones, reducciones y/o descuentos, en últimas no podían darse indefinidamente y tampoco podían ser populistas. Hay que ser responsables”, afirmó. Sin embargo, el parlamentario planteó que es probable que el próximo año se puede dar el escenario de evaluar los beneficios de estas regulaciones y presentar una ley que permitan su continuidad.

Artículo 25 de la Ley de Turismo: eliminado más no olvidado

Ambas cámaras decidieron eliminar el apartado que determinaba la no responsabilidad solidaria entre agencias y aerolíneas por el servicio de transporte aéreo frente al usuario o viajero. No obstante, se propuso dejar el parágrafo que acompañaba al artículo 25, que sugería proceder al llamamiento en garantía, esto es, en palabras del ministro del MinCIT, Juan Carlos Restrepo, una medida para seguir “protegiendo a la persona que adquiere los tiquetes, sin dejar únicamente la responsabilidad a la agencia de viajes, sino también vincular a la aerolínea”.

Pero esta proposición tampoco prosperó, lo cual lamentó Paula Cortés, quien explicó que se trataba de un “derecho legal que tenemos, que existe en la ley y que en muchas ocasiones en la Superintendencia de Industria y Comercio no lo toman, haciendo que las agencias de viajes respondan por algo que legalmente no tendrían por qué responder, pues el transporte aéreo es una facultad completamente ajena al de la agencia de viajes”.

En conclusión, la razón por la que se suprimió el artículo tiene que ver con el proyecto de ley (PL) Estatuto del consumidor aéreo que se tramita en el Congreso. “Con ese PL debe darse esa discusión de una manera mucho más amplia, mucho más técnica y en el marco de la protección al usuario”, puntualizó el senador Serpa.

Así se regularán a las plataformas

Los artículos 32 y 33 conforman el título de las plataformas electrónicas o digitales de servicios turísticos. El primero determina las obligaciones especiales, como contar con inscripción vigente del Registro Nacional de Turismo (RNT), al igual que el prestador de servicios turísticos que utilice la plataforma; no se podrá publicar o retirar o eliminar los anuncios y/u ofertas de los prestadores de servicios turísticos que no cuenten con inscripción activa y vigente en el RNT; como el pago de la contribución parafiscal para la promoción del turismo. También se aclara que las plataformas tendrán un plazo de doce (12) meses a partir de la entrada en vigencia de la presente ley para cumplir con estas obligaciones.

El segundo artículo establece que el operador de plataformas electrónicas o digitales de servicios turísticos tendrá que responder frente al consumidor por publicidad engañosa por permitir que los prestadores de servicios turísticos utilicen la plataforma sin contar con inscripción activa y vigente en el RNT, en los términos del artículo 30 del Estatuto del Consumidor, o aquel que lo modifique, adicione o sustituya.

Otros pendientes de la Ley de Turismo que no darán tregua

Aunque los artículos transitorios son un respaldo importante para las empresas del sector, “no son suficientes para que el turismo vuelva a ser el jalonador de ingresos en la economía nacional”, según el senador por el partido Conservador, Miguel Ángel Barreto. “Hoy, el 50% del costo de un pasaje aéreo se va en impuestos. Después de Venezuela y Argentina, Colombia es el país con más alto costo en tiquetes. Reduciendo el IVA, aumentaremos en 20% el ingreso de pasajeros no residentes a nuestra nación”, estimó el congresista y complementó que insistirán en propuestas como la disminución permanente del IVA para la gasolina de avión, así como la eliminación del impuesto de timbre nacional para la salida al exterior de colombianos y extranjeros residentes en el país.

El gerente de IATA en Colombia, Andrés Uribe, coincidió con Barreto y agregó que el impuesto del combustible de aviación “es el único que permanece al 19% cuando la gasolina del diésel ya bajó al 5% desde 2019”.

Por el lado de Cotelco, hubo propuestas de la asociación para igualar las exigencias normativas de los hoteles a los edificios y conjuntos que prestan servicios de alojamiento, donde el Gobierno se comprometió incluir el tema en el proyecto de actualización ley de propiedad horizontal. Además, en cuanto a la propuesta de contratación, únicamente de servicios turísticos formales, el Gobierno también se comprometió a ordenar este tema mediante circular presidencial.

El texto de la nueva ley de turismo fue aprobado al cierre de esta edición, por lo que ahora solo resta aguardar su posterior sanción presidencial. De acuerdo con el senador Horacio José Serpa, se proyecta que en enero de 2021 la ley entre oficialmente en vigencia.

Conozca los 54 artículos de la Ley de Turismo

Notas de Tapa