POLITOURS. Experiencias únicas en los ríos de Europa

Operados completamente en español e incluyendo visitas y alimentación, en 2018 los cruceros fluviales de Politours River Cruises se revelan como una de las mejores alternativas para vivir y descubrir Europa de manera memorable.

Existen muchas manera de conocer Europa, pero recorrerla en barco desde la comodidad de un camarote, con la alimentación incluida y el acompañamiento de un guía en español, es probablemente una de las mejores y más competitivas formas de hacer turismo. Es precisamente lo que ofrece el operador español Politours a través de Politours River Cruises, compañía que ya adelanta un plan de acción en el mercado latinoamericano y particularmente colombiano, con el propósito de poner en su justo valor un producto excepcional que no ha tenido la comercialización suficiente: el crucero fluvial.

Efectivamente, Politours River Cruises pone a disposición de los mayoristas colombianos una selección de siete itinerarios por ríos tan representativos del Viejo Continente como el Danubio, Rhin, Mosela, Duero, Ródano y Volga, entre otros. Estos cruceros son operados por barcos pequeños de reconocidas navieras fluviales pero 100% charteados por Politours para ser comercializados en el mercado hispanohablante.

Además de recorrer los corredores históricos de antiguas civilizaciones que dieron luz a la Europa actual y al mismo tiempo disfrutar de la experiencia de un crucero, hay unos valores agregados un poco más concretos. El primero de ellos es la inclusión de la pensión completa: los pasajeros tienen garantizadas las tres comidas al interior del barco.

La segunda ventaja es la inclusión de las principales visitas en cada uno de los destinos. Y la tercera, es que los recorridos se hacen a pie por los cascos históricos de los destinos, pues los puertos en donde atracan los barcos están siempre ubicados en la zona histórica de las ciudades.

Víctor Jiménez, responsable comercial de Politours en Latinoamérica, explicó que los barcos navegan en la noche, con lo cual los pasajeros amanecen en el destino. Después de tomar el desayuno a bordo, realizan una visita caminada y guiada en español, lo que les permite apreciar y comprender de primera mano toda la riqueza histórica de estos escenarios. En estos recorridos los pasajeros tienen a su disposición audífonos para seguir atentamente la explicación del guía. Una vez culminado el recorrido llega la hora del almuerzo. Los pasajeros solo tienen que retornar caminando al barco para tomar sus alimentos. Posteriormente pueden relajarse a bordo, tomar una excursión opcional o simplemente recorrer la ciudad a su antojo. El barco funciona así como restaurante y hotel céntrico de inmejorable ubicación, permitiendo una fácil movilidad por los sitios turísticos de interés.

Para Jiménez es clave la alimentación incluida. “Comer en Europa es caro. Si hay un grupo en Viena, por ejemplo, y se les dice que hay tiempo libre, la gente se pone nerviosa porque no sabe dónde comer, no entiende el idioma y acaban siempre en un local de comida rápida. No es nuestro caso”, apuntó.

 

LOS ITINERARIOS.

Vale la pena destacar itinerarios como el “Gran Crucero de Bélgica y Países Bajos”, que zarpa de Ámsterdam y llega a Bruselas (o viceversa) en un recorrido de ocho días por los ríos Maas y Escalda, visitando Rotterdam, Middelburg, Brujas, Gante y Amberes, entre otras pequeñas poblaciones.

Ocho días también toma el “Gran Crucero por el Danubio”, saliendo de Budapest y llegando a Linz (o viceversa), y visitando ciudades como Melk, Durnstein, Viena, Bratislava y Esztergom.

Otro recorrido europeo fundamental, igualmente de ocho días, es el “Gran Crucero por el Rhin romántico”. Los pasajeros se embarcan en Estrasburgo y llegan a Colonia (o viceversa), recorrido en el que tienen la oportunidad de visitar ciudades históricas de Alemania.

Francia y Portugal también pueden disfrutarse por vía fluvial en los circuitos de ocho días “Crucero por el Ródano y Saona” y “Crucero por el Duero”.

No menos importante es el itinerario de 11 días por el Volga, es decir, el “Gran Crucero de Rusia”, saliendo de Moscú y llegando a San Petersburgo (o viceversa), y en donde Politours tiene el diferencial de ser la única compañía que lo opera en español.

Finalmente está el “Gran Crucero por Europa”, con una duración de 15 días, un recorrido memorable por cinco países saliendo de Ámsterdam y llegando a Budapest (o viceversa). En este recorrido se visitan cinco países (Holanda, Alemania, Austria, Eslovaquia y Hungría) y se atraviesa el canal Donau, que une el Rhin y el Danubio.

FUENTE: politours-experiencias-unicas-en-los-rios-de-europa

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa

<