MARCELO CRISTALE

Recursos Humanos: neurociencias aplicada a la productividad

Las neurociencias indican que la inteligencia emocional tiene un impacto positivo en la productividad de los recursos humanos.

Los especialistas en neurociencias y la educación de los recursos humanos se encuentran enfocados en aplicar procesos para aumentar y mejorar los conocimientos, habilidades y capacidades de las personas; con el objetivo de que puedan alcanzar las metas ligados a la productividad.

Actualmente, con el fin de mejorar el rendimiento y la eficacia de las personas en el trabajo, los avances de las neurociencias han demostrado que la inteligencia emocional puede tener un impacto positivo en diversos aspectos del trabajo, desde las relaciones interpersonales hasta la productividad, el liderazgo, el bienestar emocional y la resolución de conflictos.

Las neurociencias indican que el aprendizaje personalizado puede mejorar el rendimiento y la eficacia de las personas. La capacitación y el desarrollo de los recursos humanos deben ser adaptados a las necesidades individuales de cada empleado. La personalización mejora las relaciones en el trabajo, la inteligencia emocional permitirá a los empleados comprender las emociones de los demás y establecer relaciones más armoniosas y productivas. Así se podran manejar los conflictos de manera más efectiva y trabajar en conjunto para encontrar soluciones satisfactorias.

Embed

Neurociencias: la aplicación del juego para la capacitación

Las neurociencias sugieren que los juegos pueden mejorar el aprendizaje y la retención de la información. En la actualidad la gamificación se está convirtiendo en una herramienta muy utilizada en la capacitación y el desarrollo de los recursos humanos.

La aplicación de los juegos estimula la inteligencia emocional, lo que ayudará a las personas a manejar el estrés y las situaciones difíciles en el trabajo de manera más efectiva, a la vez que mejora su bienestar físico y emocional.

A través de los juegos se puede visualizar a los líderes con inteligencia emocional, los que podrán comprender y motivar a su equipo de manera efectiva lo que provocará un mayor rendimiento y satisfacción.

La neurociencias indican que el aprendizaje experiencial puede mejorar la retención y la aplicación de los conocimientos. Las personas que manejan mejor las emociones tienen más energía y motivación para cumplir con sus responsabilidades y cumplir con las metas y así aumentar la productividad en el trabajo. Al comprender sus propias emociones y las de los demás, las personas pueden tomar decisiones más efectivas basadas en la situación y las circunstancias.

Además, la inteligencia emocional puede fomentar un ambiente de trabajo más positivo y de apoyo, lo que mejora la moral y el compromiso de los empleados. Todo esto nos demuestra que las capacitaciones deben incluir experiencias prácticas y oportunidades de aplicación de la información aprendida.

Si se aplican los conocimientos que aportan las neurociencias a la capacitación y el desarrollo de los recursos humanos se podrá optimizar el rendimiento y la eficacia de los empleados en el trabajo.

“Si no podemos cambiar la situación a la que nos estamos enfrentando, el reto consiste en cambiarnos a nosotros.”

Víctor Frankl

Otras notas sobre recursos humanos que te pueden interesar:

Los recursos humanos y el clima organizacional

Recursos humanos: importancia de la motivación y capacitación

Recursos humanos: liderazgo con aportes de las neurociencias

Los recursos humanos y las destrezas interpersonales

Recursos humanos: la importancia de las neurociencias en la formación profesional

Deja tu comentario

Notas de Tapa

<