Reconfigurando la industria del turismo

En 2017, Travelport, Aviatur y TadeoLAB se unieron para llevar a cabo la primera “hackaton” de viajes que se haya realizado en Colombia. Denominada como “Hackatravel”, la iniciativa permitió dar hoy una mirada al turismo del futuro.

Imagínese que usted tiene en sus planes viajar a Estambul. Su reserva ya está realizada y la urbe turca lo espera con toda su historia y cultura milenaria. Sin embargo, antes de disfrutar de esta maravillosa ciudad usted debe sortear más de 12 horas de vuelo, un trayecto ciertamente tedioso, más allá de la comodidad de su silla y el entretenimiento a bordo, que usualmente agota sus posibilidades.

La inminencia de pasar más de medio día a bordo de una aeronave parece ser el sacrificio exigido para vivir una experiencia memorable en una de las ciudades más fascinantes del mundo, pero ¿y si la experiencia comienza desde el mismo abordaje? ¿Qué tal si usted puede escoger, desde la misma reserva del vuelo, el perfil de persona con la que quiere estar sentada en tan largo viaje? Volar ya no tiene que ser algo aburrido y monótono, por el contrario puede resultar divertido y emocionante si compartimos el viaje con personas con nuestros mismos gustos e intereses. Esa es la promesa de “Fly with me”, la propuesta ganadora de la primera hackaton de viajes organizada por Travelport, Aviatur y TadeoLAB, el laboratorio de experimentación interdisciplinar en Artes y Ciencias de la Universidad Jorge Tadeo Lozano (UTadeo) en Bogotá.

Denominada como “Hackatravel”, la iniciativa congregó del 8 al 10 de septiembre a 50 jóvenes estudiantes y profesionales de diversas carreras en el campus de la UTadeo en torno a un propósito específico: mejorar la experiencia de viaje de los usuarios en cualquiera de las fases o situaciones que un viaje pueda contemplar.

¿Qué tal, por ejemplo, planear unas vacaciones en tres sencillos pasos a partir de las fotos que mis amigos suben de sus viajes en las redes sociales? ¿Quién no se ha antojado de visitar un hermoso destino que algún contacto de Facebook o Instagram posteó durante sus vacaciones? Esto puede ser posible con “Postal”, una aplicación (o red de experiencias como prefieren llamarla sus creadores), que mediante tecnología de reconocimiento de imágenes genera una propuesta de viaje y pago inmediato a partir de una fotografía en un atractivo turístico. La propuesta ocupó el segundo lugar en el mencionado concurso, gracias a la inédita posibilidad de comprar un paquete turístico a partir de imágenes.

Una opción similar brinda “Mercury”, una idea creada por el colectivo “Fatal error” que con base en algoritmos de inteligencia artificial es capaz de aprender de los gustos e intereses de una persona e incrementar sustancialmente las posibilidades de comprar un viaje ofreciendo al potencial viajero la opción más adecuada de acuerdo a su perfil.

¿Pero qué tal si mis preocupaciones no pasan por viajar con una persona afín sino por los servicios que requiero a bordo de un vuelo? Es el caso de la aplicación “Savi”, que propone invertir la búsqueda de un vuelo y filtrarla por los “ancillarie services” que ofrecen las  aerolíneas (si necesito Internet, llevar mi gato o mi bicicleta, etc.). Esta propuesta, que también puede extrapolarse a hoteles, ocupó el 4º lugar del concurso detrás de “Mercury” y, valga decir, busca por estos días un mentor que la patrocine.

¿Y qué tal si el viaje no es en avión sino en motocicleta? Todos los servicios que un motociclista viajero pueda requerir en carretera, desde atención mecánica, alimentación, hospedaje, etc., podrán ser consultados en esta potencial aplicación basada en geolocalización.

De acuerdo con Federico Sarmiento, coordinador de Estrategia y Territorios de Aprendizaje de TadeoLAB, “en las ‘hackatones’ suelen plantearse muchas ideas. Estos espacios terminan siendo un ejercicio de testeo para evaluar su viabilidad (…) La propuesta de las motocicletas, por ejemplo, puede extrapolarse a cualquier segmento; la idea en el fondo es empezar a entender esos nichos que no son fácilmente entendibles o que no se consideran comercialmente robustos”, apuntó Sarmiento y agregó que “la idea ganadora fue elegida porque era la que más potencial comercial tenía, por su factibilidad, sencillez y contundencia”.

De hecho, Samy Bessudo, presidente de Aviatur Agencia de Viajes y patrocinador de esta iniciativa, anunció que el grupo ganador recibirá acompañamiento de Aviatur y Travelport hasta que tengan el producto “comercializable, vendible y ejecutable para la industria del turismo”. Para Bessudo, además de las buenas ideas que se generaron (valga decir por jóvenes que en la mayoría de los casos no superan los 30 años), el más importante de los resultados es la confirmación de que se llevará a cabo una segunda versión en 2018; “si hay aliados que quieran sumarse, bienvenidos. Y si no, entre los tres lo hicimos muy bien”, apuntó el directivo sobre el invaluable apoyo de TadeoLAB, una iniciativa de la UTadeo que ya tiene un camino recorrido en materia de “hackatones”. Pero, a todo esto, ¿qué es una “hackaton”?

 

“LA GENIALIDAD SURGE BAJO PRESIÓN.”

Creada a partir de las palabras “maratón” y “hacker”, la expresión se originó en las empresas de tecnología afincadas en Silicon Valley, en Estados Unidos, para hacer referencia a los maratónicos encuentros de programadores (24 o 48 horas de seguido) destinados a resolver conjuntamente un problema técnico de una compañía; de hecho, muchos de los desarrollos de plataformas como Facebook han surgido en hackatones internas (el caso del botón “Me gusta” o el chat). Sin embargo, el modelo no está supeditado a este tipo de compañías o sectores. TadeoLAB, por ejemplo, trabajó hace poco una “hackaton” con la Embajada de Estados Unidos para desarrollar una aplicación orientada a la pesca sostenible destinada a los pescadores en altamar. En el caso de la “Hackatravel” se trató de la primera de su tipo realizada en Colombia y surgió de una conversación entre Samy Bessudo y Erika Moore, alta directiva de Travelport, hoy encargada del mercado de Estados Unidos, durante la más reciente versión de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid.

“Siempre dicen que la genialidad surge bajo presión. El generar de manera ficticia un ambiente de presión te obliga muchas veces a salir con propuestas ‘out of the box’. Una hackaton genera un ambiente de acelerador para gestar ideas de manera más rápida, pero sobre todo y lo más importante, nos permitió ver cómo este grupo de viajeros de hoy y del mañana piensan la industria de los viajes”, comentó Moore.

Y agregó: “Lo que vemos hoy en día es que el turismo se ha convertido ahora más que nunca en una fuente de experiencias y de vivencias. Lo importante es entender qué es lo que quiere experimentar el consumidor final. Y estos chicos son el consumidor final”.

En el caso de Colombia fueron 36 horas de “hackaton” en las que 10 grupos de cinco jóvenes se congregaron en torno a una idea que mejorara o revolucionara la experiencia de viaje. Con el apoyo y acompañamiento permanente de los ingenieros de Aviatur y Travelport, y con las API de la compañía a su disposición, los participantes lograron exactamente lo que los organizadores querían y dejaron abierta la puerta para la segunda versión.

Para Bessudo “la hackaton fue una manera de encontrar nuevas ideas y tendencias; de trabajar al lado de la gente joven que además es nativa del mundo digital y que podría tener una idea absolutamente genial que de pronto tú tienes al frente de las narices y no estás viendo. Y eso fue efectivamente lo que ocurrió”, comentó el empresario, quien también contempla esta iniciativa como una manera de capitalizar a favor del sector de las agencias nuevas ideas que en otros contextos podrían convertirse en amenazas. “Estoy muy feliz de haber hecho esto y muy feliz del resultado; espero con ansias la segunda versión”, concluyó el presidente.

 

FUENTE: reconfigurando-la-industria-del-turismo-

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa