N/A

Bogotá, a despertar como destino turístico

Más allá de la caída de la ocupación hotelera en los últimos años y la insuficiente promoción internacional, la capital colombiana empieza a despertar como un destino turístico. Los miles de turistas que disfrutan año a año de los múltiples y excepcionales atractivos de Bogotá y sus inmediaciones, contrastan con los grandes retos que se plantean a la hora de articular los distintos actores de la industria y trascender la vocación corporativa que por décadas ha limitado sus posibilidades.

¿Cuál es la vocación de Bogotá? Por años la capital colombiana ha sido vista en el sector de viajes como un ciudad netamente corporativa, un epicentro de negocios, quizás frio y caótico, que no reúne los elementos necesarios para convertirse en un destino vacacional para turistas nacionales e internacionales. Lo cierto, sin embargo, es que Bogotá es el primer destino turístico del país, con alrededor de 7.500.000 visitantes (nacionales y extranjeros) al año, según cifras del Observatorio Distrital de Turismo del Instituto Distrital de Turismo (IDT), y destino infaltable para miles de viajeros extranjeros que se dejan ver por sus calles históricas, restaurantes, discotecas, museos, entre otros atractivos aledaños. De acuerdo con Adriana Gutiérrez, directora del IDT, las mediciones realizadas por la entidad indicaron que más de un 40% de los visitantes llegaron a Bogotá por turismo vacacional, con lo cual la percepción de la capital como un destino exclusivamente corporativo es apenas un mito que no se sustenta en cifras. "Bogotá es el destino de referencia en Colombia y no es porque los viajeros vengan por negocios y eventos sino porque Bogotá reúne atractivos culturales, históricos, artísticos, además de la gastronomía y vida nocturna. Somos un destino interesante como puerta de entrada para conocer Colombia", afirmó Gutiérrez.
Esta percepción es ratificada por Hugo Vélez, gerente general y CEO de Panamericana de Viajes DMC, una de los receptivos más grandes de Colombia que tiene a Bogotá como su segundo destino más demandado después de Cartagena: "Bogotá es un destino increíble y sorprendente para cualquier turista. Es lo que yo siento cuando los pasajeros llegan por dos noches, se dan cuenta que no es tiempo suficiente para conocer la ciudad y sus alrededores y terminan pidiendo una noche más", apuntó Vélez.
Para Sandra García, directora del Greater Bogotá Convention Bureau, la entidad encargada de captar congresos y convenciones en la ciudad, el elemento turístico es un asunto fundamental en su labor: "Es muy difícil que un evento internacional elija a una ciudad como su sede si este no está posicionado, no tiene un atractivo turístico importante, ni es una ciudad carismática con políticas públicas para incentivar la llegada de viajeros, porque finalmente salones para eventos hay en todas partes pero ciudades turísticas no", apuntó García y agregó que a pesar de que Bogotá genere el efecto wow gracias a su gran cúmulo de atractivos, resulta difícil promocionar el destino en Colombia porque los ciudadanos se concentran más en las problemáticas cotidianas como el tráfico; "los extranjeros que no están contaminados con estas situaciones descubren una Bogotá completamente distinta", señaló.
¿Qué piensan los hoteleros? Gustavo Toro, presidente de Cotelco Nacional, aseguró que hay un gran problema de cultura ciudadana y apropiación de la ciudad: "Igualmente, desde el punto de vista de los empresarios tenemos que explorar otras posibilidades y conocer mejor el destino. Si miramos los hoteles de la ciudad, todos están pensados para el público corporativo y la verdad es que hay un enorme potencial en otros tipos de turismo. Creo que hay un enorme trabajo por hacer en este punto", afirmó Toro.
Desde el Capítulo Cotelco Bogotá están plenamente convencidos de las potencialidades de la ciudad como destino. Así lo explicó Patricia Guzman, su directora ejecutiva, quien considera que el mercado doméstico en Colombia se está despertando en virtud del cambio del dólar que hoy no favorece la salida al exterior: "Nosotros llevamos aproximadamente un año y medio trabajando en una mesa de promoción junto con ProColombia y el IDT, porque consideramos que Bogotá no es solamente un destino de negocios sino que el turismo vacacional ya entró a la agenda. Hoy Bogotá está buscando cosas que no tenía. Queremos que la ciudad sea vista como un destino alegre con muchas cosas para mostrar y que esto nos permita como gremio mejorar los indicadores de fines de semana, feriados, Semana Santa y diciembre", apuntó Guzmán.
No es una preocupación menor, toda vez que los indicadores de ocupación hotelera en la ciudad han ido a la baja en los últimos tres años. De una ocupación promedio de 58,73% en 2014, se pasó a 57,66% en 2015 y a 55,24% en 2016; una caída que se explica porque la oferta hotelera crece a un ritmo superior a la demanda, pero también a la llegada de nuevos jugadores como la plataforma Airbnb, explicó Guzmán. De ahí el interés del gremio hotelero por fortalecer la oferta y promoción de ciudad.
En el caso de los hoteles, Vélez, de Panamericana de Viajes, señaló que la mayoría se ha enfocado en el segmento corporativo, pero hay algunos que ya están incorporando una mezcla de los dos mercados con el propósito de no ofertar tarifas corporativas a viajeros nacionales y vacacionales. En todo caso, Vélez reconoce que el gran fuerte es el mercado internacional; "al mercado nacional no le hemos hecho mucha fuerza porque en Colombia todo el mundo tiene un pariente en Bogotá, entonces la gente viene y se hospeda con sus familiares". El gerente destacó que muchos pasajeros internacionales piden incluso hoteles de alto nivel como los nuevos Four Seasons, Sofitel, W, entre otros.
¿Qué dice el gremio de las agencias? Flor Isabel Vega, directora de Anato Capítulo Central, afirma que hay un gran reto a la hora de innovar con productos turísticos en Bogotá. La directiva reconoce que de las 250 empresas asociadas solo 23 son de carácter receptivo en la medida que la vocación del centro del país ha sido principalmente emisiva, sin embargo, existe un importante volumen de oferta receptiva en asociados de la talla de Panamericana, Viajes Chapinero, Contactos, Gema Tours, Colombian Tourist, entre otros. La directora señaló además que existen muchas agencias receptivas por fuera de la asociación, generalmente emprendimientos jóvenes que no logran superar la curva de dos años principalmente por falencias en materia administrativa y de mercadeo.


¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO?
A pesar de las limitaciones presupuestales del IDT, que son un secreto a voces en la industria turística, la directora Adriana Gutiérrez ha empezado un trabajo de articulación con actores como Cotelco Bogotá y ProColombia. Gutiérrez explicó que el IDT identificó cinco productos turísticos destacados: Turismo urbano, turismo cultural, turismo de naturaleza, turismo gastronómico y turismo de eventos. Para cada uno de estos segmentos hay una serie de acciones específicas en materia de promoción, comunicación e infraestructura, algunas de las cuales ya se han implementado. Lo cierto, sin embargo, es que la estructuración de la estrategia se encuentra en construcción y contempla la definición de una política pública para las próximas dos décadas. De la mano de Cotelco Bogotá y ProColombia ya se trajeron influenciadores internacionales en cuatro ocasiones para eventos como Bogotá Fashion Week, AlimentArte, ArtBo y las festividades del 20 de julio. Entre las acciones que se han venido trabajando se destacan alianzas con destinos como Villavicencio, fortalecimiento de las plazas de mercado como La Concordia y La Perseverancia, lanzamiento de una guía LGBT, guía de museos, guía de la Bogotá de García Márquez, consolidación de la ruta de la Leyenda del Dorado, fortalecimiento de la ciclorruta y en particular, una gran plataforma digital en conjunto con el sector cultura para dar a conocer de manera efectiva todo lo que Bogotá tiene en este campo.


FALTA PROMOCIÓN
Sin embargo, más allá de acciones efectivas como la invitación a medios de comunicación internacionales a eventos especiales de ciudad y la participación en ferias, la labor promocional parece ser el punto débil. Así lo reconocen los distintos actores del sector que han visto reducir los presupuestos a todo nivel. "La ciudad ha decaído en promoción y además tenemos que ser más precisos en los mercados que queremos atraer. Para qué ir a Asia como ocurrió hace cuatro años cuando Medellín está a media hora en avión", señaló Toro.
"Necesitamos una promoción mucho más activa. Los esfuerzos de las instituciones son muy grandes pero el turismo todavía no es hoy una prioridad en la política pública. Eso implica que la presencia de Bogotá internacionalmente sea tímida y que otras ciudades del país y Latinoamérica nos opaquen con facilidad", apuntó García.

FUENTE: bogota-a-despertar-como-destino-turistico

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa