Inicio
Actualidad
Europa

Europa no tiene techo y espera otra temporada récord en 2024

Europa superará los números de la prepandemia. Pero la demanda de experiencias está cambiando y es un buen momento para incorporar destinos no tradicionales.

Nada pareciera poder frenar el apetito por Europa, que en 2023 quedó a las puertas de superar los números de la prepandemia. Con unos Juegos Olímpicos como cereza del postre, si no surge un gigante cisne negro, este 2024 el Viejo Continente prevé alcanzar la meta de la recuperación completa en casi todos los mercados y segmentos.

El año de la vuelta a la normalidad en Europa

“La gente todavía quiere viajar, y lo hará, independientemente de lo que traiga la economía. Explorar destinos se ha convertido en parte integral del estilo de vida de las personas”, había señalado premonitoriamente un año atrás Jennifer Iduh, jefa de Investigación de la Comisión Europea de Turismo, cuando la inflación parecía no querer frenar y los tambores de guerra continuaban redoblando en las orillas más orientales del continente.

En 2023, Europa, la región más visitada del mundo, alcanzó el 94% de los niveles logrados en 2019, apoyada por la demanda intrarregional y los viajes provenientes de Estados Unidos.

La novedad fue que no solo los viajes de corta y media distancia fueron los que empujaron el carro, sino que se concretó la recuperación de los mercados de largo recorrido. De hecho, fue el esperado año de inflexión.

Según la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), tras tres años con una cuota significativamente menor de turistas internacionales (29%, 32% y 44% de todas las pernoctaciones en 2020, 2021 y 2022, respectivamente), los extranjeros representaron el 46% de los 2.870 millones de pernoctaciones en 2023. Esto muestra un retorno a la contribución prepandémica de los turistas internacionales (47%). Aunque en volumen haya quedado un 0,4% por debajo en comparación con 2019.

Previsiones para 2024

En su último informe la Comisión Europea de Turismo (ETC, por sus siglas en inglés) señaló que las previsiones de viajes internacionales en 2024 son predominantemente optimistas respecto de los principales mercados de larga distancia para el continente.

En su Barómetro la Comisión dijo que entre quienes desean viajar al extranjero desde los mercados claves para Europa, el 75% planea visitar el Viejo Continente.

¿Qué buscan los pasajeros en Europa?

De acuerdo con la investigación de ETC, de cara a 2024 la seguridad es el principal factor en la elección del destino (45%), seguido por las infraestructuras turísticas de alta calidad (38%) y los lugares emblemáticos y los servicios asequibles (35%).

“La evolución del panorama de los viajes internacionales exige que Europa se adapte a las diversas preferencias y expectativas de los viajeros. Está especialmente claro que los factores económicos y de seguridad desempeñan un papel fundamental en la preferencia de los turistas”, comentó Miguel Sanz, presidente de ETC.

Más de la mitad de los viajeros prevén visitar tres países europeos durante su próxima visita y el 60% destinará entre una y dos semanas para ese itinerario.

En cuanto al presupuesto medio, el 38% está dispuesto a gastar más de 200 euros al día, pero otro 31% estima una erogación de 100 a 200 euros por jornada. Esto evidencia la necesidad de que los proveedores se adapten a una variedad de perfiles de larga distancia y comercialicen productos para pasajeros con billeteras abultadas y también para bolsillos más limitados.

En el World Travel Monitor de IPK presentado en marzo durante la última ITB de Berlín, la consultora advirtió que en 2023 algunos sitios volvieron a sufrir de exceso de turismo y un tercio de los encuestados afirmaron sentir que el destino elegido estaba masificado.

Experiencias: un cambio lento y firme en la demanda

Hasta aquí hablamos de flujos y promedios, pero en esa espuma de números se complica ver los cambios más profundos y subterráneos en la demanda y sus preferencias respecto a Europa.

Por eso es interesante el reciente análisis de Mabrian sobre más de 380 millones de menciones de viajes en redes sociales y su comparación con las conversaciones espontáneas de los últimos cuatro años.

Según el trabajo de la consultora las motivaciones para visitar Europa entre 2019 y 2023 muestran un crecimiento de 8 puntos porcentuales en las actividades experienciales, restándole protagonismo a las convencionales.

¿Cómo se traduce eso en productos concretos? Hay un paulatino incremento en el interés por el turismo activo (+5%) y natural (+3%). En tanto que ceden el cultural (-3%) y el de sol y playa (-2%).

Si bien la comercialización turística debe esta atenta a este cambio, debe ser cautelosa a la hora de reequilibrar su cartera de productos, porque lo dicho no implica que el producto cultural haya dejado de ser la principal motivación de los viajes a Europa (27%).

¿Cuáles son los destinos mejor alineados con el nuevo turista?

De acuerdo con Mabrian los países del norte de Europa están mejor posicionados para aprovechar las nuevas tendencias de la demanda.

Países como Islandia, Noruega, Finlandia, Eslovenia o Suiza muestran una cuota superior al 60% en interés por actividades experienciales por parte de sus visitantes, ya que cuentan con recursos paisajísticos naturales que le hacen dominar la oferta en este segmento, así como en el turismo activo.

Destinos tendencia para 2024 para la comercialización turística

Tener productos alineados con los cambios estructurales en las preferencias de la demanda no asegura per se que a corto plazo sean furor. Por eso, a la hora de elaborar un top 10 de destinos que pueden ser tendencia en 2024, Mabrian cruzó no solo el posicionamiento en el segmento de actividades experienciales en Europa, sino también el interés por su producto cultural y el hecho de que tengan una buena conectividad aérea en los próximos seis meses.

De acuerdo con esos criterios, Italia es el país que más destinos (4) con potencial cuenta, seguido de Francia y Alemania (2, respectivamente) y Reino Unido y Portugal (uno cada uno).

Por destinos, sobresale el buen posicionamiento de la región de Piamonte en Italia, donde Turín, Stresa o Alba resaltan por su oferta cultural, natural y gastronómica.

En segundo lugar, está Nueva Aquitania (Francia), que incluye a Burdeos, Biarritz o Limoges, y sobresale por su producto enológico, gastronómico y activo.

El top 3 lo cierra el este de Inglaterra, con destinos como Cambridge, Essex o Norfolk, destacados por el equilibrio entre lo cultural y natural.

El listado seleccionado por Mabrian se completa con Occitania (Francia), Campania (Italia), Renana del Norte-Westfalia (Alemania), Lombardía (Italia), Emilia-Romana (Italia), la provincia de Hamburgo (Alemania) y Lisboa (Portugal).

La escasez de personal, un problema pegajoso

La escasez de personal sigue siendo un problema crítico en Europa y en casi todos los mercados centrales, ya que las empresas turísticas se enfrentan a un déficit de mano de obra para hacer frente a la elevada demanda.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ya lo advirtió en enero pasado, cuando lo señaló como uno de los obstáculos para el desarrollo de la actividad.

La Asociación Europea de Hoteles, Restaurantes y Cafés (Hotrec) calculó que en la UE actualmente hay una demanda insatisfecha del 10% al 20% de mano de obra en el sector, en comparación con los niveles de 2019.

Por eso la entidad salió públicamente a apoyar la propuesta de Reglamento de la Comisión Europea sobre la "Creación de una reserva de talentos de la UE", destinada a facilitar las conexiones entre los empleadores de la UE y los nacionales de terceros países. Según Hotrec esta iniciativa resulta vital para afrontar los retos que plantea el envejecimiento de la población y la consiguiente reducción de la cantidad de personas en edad de trabajar.

Nuevo retraso en la aplicación de ETIAS

El directorio general de la Unión Europea dedicado a los asuntos migratorios ha decidido posponer una vez más la aplicación efectiva de ETIAS, el nuevo permiso de viaje que deberán tramitar los viajeros de países que no precisan visa para ingresar a buena parte de los países de Europa. Este requisito incluye a la mayoría de los países latinoamericanos. Finalmente, ETIAS se aplicaría recién a partir de mediados de 2025.

Al margen de esta cuestión, recordemos que en marzo Rumania y Bulgaria entrarán en la zona de libre circulación Schengen.

Deja tu comentario

<