N/A

Tiempo Compartido: oportunidades y desafíos

Alrededor de 85 personas asistieron al 4° Seminario de Oportunidades de la Industria del Tiempo Compartido y la Propiedad Vacacional, que tuvo lugar en el JW Marriott Bogotá. Hospitalidad & Negocios dialogó con el director ejecutivo de la ASTiempo, organización que integra a los desarrolladores del subsector en el país.

En días pasados, la Asociación Colombiana de Tiempo Compartido (ASTiempo) y el Fondo de Promoción Turística (Fontur), con el apoyo de Interval International y RCI, reunieron a especialistas de México, Estados Unidos y Colombia, quienes expusieron casos de éxito, y debatieron sobre los retos y el desarrollo global, entre otros temas relacionados con el sector. Durante el acto de apertura, la viceministra de Turismo, Sandra Howard, destacó que en la actualidad hay por lo menos 10 destinos colombianos con una importante presencia en el sistema de tiempo compartido. Enfatizó también la necesidad irrestricta de certificarse bajo la norma NTS-TC 001, pues "actualmente ningún prestador de servicios turísticos del subsector se encuentra certificado. Esta es una ruta de éxito no solamente para tener un sello, sino para mejorar sus procesos de productividad al interior de la empresa".
Y es que frente a estas herramientas de garantía en la calidad y servicio, un entorno económico desacelerado pero con un crecimiento constante de la llegada de visitantes extranjeros, hay bastantes oportunidades. "Tenemos un momento ideal, con una devaluación que, de alguna manera, promueve el turismo hacia Colombia. En segundo lugar, la gente está pensando cada vez más en sus vacaciones. Y particularmente las familias, dentro de su presupuesto, incluyen un renglón para este aspecto, con diferentes opciones de alojamiento", manifestó Ángel María Balanzó, director ejecutivo de ASTiempo, quien destacó productos como el de Zuana, GHL, On Vacation y Decameron, entre otros, donde las familias tienen la posibilidad de utilizar sus programas de vacaciones de forma flexible. A tal punto que "con la cadena de intercambio se puede comprar un programa en el país y cambiar la semana de cualquier destino local con un desarrollo en el exterior", puntualizó.
Entre los avances de la industria del Tiempo Compartido, Balanzó se refirió a una característica esencial, que es la protección al consumidor: "En la medida en que trabajemos articuladamente con el Viceministerio de Turismo y con la Superintendencia de Industria y Comercio podremos seguir generando las bases apropiadas para que el cliente esté protegido permanentemente". También hizo mención de las herramientas tecnológicas que facilitan las reservas e intercambios en línea, con portales de primer nivel y una oferta de más de 4.000 desarrollos turísticos en el mundo.
De acuerdo con el director ejecutivo, alrededor de 400 mil familias colombianas tienen o han tenido un programa de propiedad vacacional y tiempo compartido. En razón de la ocupación hotelera, el segmento aporta entre un 14% y un 18% del promedio nacional, y si se mide sólo un desarrollo que funciona en esta modalidad, su ocupación ronda entre el 78% y el 82%, "lo cual hace que, definitivamente, los programas de tiempo compartido complementen la operación hotelera tradicional, y generen una mayor ocupación y mayores ingresos", agregó.

ALGUNOS DATOS DEL SUBSECTOR

-Cartagena, San Andrés y Santa Marta son los destinos con más productos de propiedad vacacional y tiempo compartido.
-La unidad tipo más vendida en Colombia es la de dos habitaciones.
-En el mercado hay productos que van desde los $ 6 millones hasta los $ 100 millones.

FUENTE: tiempo-compartido-oportunidades-y-desafios

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa

<