Certificación

Iberia Express alcanzó la certificación IEnVA de la IATA

Iberia Express obtuvo la certificación medioambiental IEnVA, de la IATA, que respalda sus políticas y protocolos medioambientales.

Iberia Express alcanzó la certificación medioambiental IEnVA (IATA Environmental Assessment) otorgada por la Asociación. El programa de certificación es voluntario y mide la gestión medioambiental de las compañías aéreas y evalúa los procedimientos más relevantes y, luego de una auditoría puntillosa, asesora de forma independiente a las aerolíneas para fijar una ruta que mejore su rendimiento medioambiental.

IATA acredita que Iberia Express cumple con el desarrollo y las bases de un sistema de gestión ambiental. Esta certificación es equivalente a la certificación medioambiental ISO1400:2015 y tiene una validez de dos años, con lo que la aerolínea está actualmente enfocada en trabajar en un programa actualizado y reforzado para renovar la certificación en 2025”, señala la aerolínea en un comunicado.

Iberia Express y la sostenibilidad

“Este certificado de IATA avala nuestra estrategia en el ámbito de la sostenibilidad y nos impulsa a seguir recorriendo el exigente camino hacia un futuro más sostenible”, ha comentado Carlos Gómez, CEO de Iberia Express. “Para la compañía es un hito muy relevante estar entre las 40 aerolíneas del mundo en conseguir este certificado”, continuó Gómez.

Por su parte, Marie Owens Thomsen, vicepresidente Senior de Sustentabilidad y Jefa Económica de IATA, dijo: “En nombre de IATA, me gustaría trasladar a Iberia Express mi más sincera enhorabuena por haber obtenido la certificación IEnvA. Se trata de un logro destacable que demuestra su compromiso con la sostenibilidad medioambiental. Iberia Express es un modelo a seguir para la industria de la aviación y estamos orgullosos de apoyarles en su camino hacia un futuro más sostenible”.

Cabe recordar que Iberia Express se ha fijado el propósito de minimizar su impacto medioambiental centrándose especialmente en las operaciones eficientes y la renovación de la flota. Así, asume el objetivo planteado por el grupo IAG de reducir las emisiones netas de CO² un 20% en 2030 y contribuir a alcanzar cero emisiones netas en 2050.

Deja tu comentario

<